Demostrando Nuestro Amor el Uno por el Otro

“Me he dado cuenta que la salud de una institución es más cuestión de relaciones que un asunto de gestión o estructura.”
--Debra Brown, presidenta de Governance Solutions

El otro día cuando salí temprano después de un discurso que di, un fiel amigo y pastor cristiano reformado me siguió al carro. Mientras estábamos parados en el estacionamiento dijo: “En mis varios años de ministerio como pastor, a menudo me he preguntado (y recientemente lo he dicho en voz alta) sobre un momento en el futuro cuando la Iglesia Cristiana Reformada ya no existirá más, y en lugar de ello haremos la obra ministerial en un mundo post-denominacional.

Mi corazón se hundió. “¡Deja de decir eso!” Interrumpí apasionadamente.

Mi amigo continuó; “Pero hoy mientras describías las iniciativas y relaciones de la denominación con mi entorno en la iglesia local, escuché por primera vez una palabra de aliento que me hace pensar de manera diferente”.

Nos abrazamos. Y dije: “Gracias a Dios”, y nos despedimos. Yo amo a ese pastor y estoy contento de que esté empezando a creer realmente que el personal de la Iglesia Cristiana Reformada de Norte América (CRCNA) le ama a él y a su iglesia.

Aquí está parte del enfoque central del ministerio de la CRCNA en años recientes: el duro trabajo de las relaciones. Como denominación, hemos estado trabajando para orientarnos a nosotros mismos y a nuestras iglesias, ministerios, decisiones y administración, en formas que estén destinadas a restaurar apropiadamente las relaciones de todos los sectores de nuestra Iglesia Cristiana Reformada.

Por ejemplo, aún mientras se reduce el personal en general, la CRCNA está a punto de poner en marcha un importante programa para servir mejor a la gente de las congregaciones locales. Internamente estamos llamando a esta iniciativa, “Un Click, Una Llamada”. Eso es porque este sistema de dos partes incluye un espacio web recientemente creado (un click) y un espacio para llamadas (una llamada) destinados a ayudar a todos los líderes de la iglesia y laicado, a fin de encontrar una variedad de recursos para abordar sus desafíos ministeriales específicos y locales. ¡Nunca antes la CRC ha tenido un lugar tan simple y centralizado para ayudar!

Ambas herramientas fueron creadas con un énfasis relacional en mente. Están diseñadas para fomentar relaciones saludables entre las iglesias locales y los ministerios denominacionales que desean servirles.

Estas herramientas son sólo un ejemplo. Muchas más iniciativas están sucediendo a través de nuestra denominación de lo que se puede describir en esta breve columna. Cada una ha sido desarrollada para servir a iglesias locales y para promover relaciones saludables dentro de las iglesias, clases y la denominación en conjunto.

Una verdad para ser contada; muchos empleados de CRCNA han estado diciendo “Te amo” a las Iglesias locales por algún tiempo. Sin embargo, recientemente ha empezado a sentirse. Como con cualquier relación, cuando una persona desea demostrar su amor a otro, toma cierto tiempo antes de que el compañero receptor lo crea y resulte en una relación saludable. Toma tiempo  ganar la confianza.

Uno espera que finalmente la persona amada corresponda. Allí es donde entra usted. Tal vez todos podamos empezar notando las diferencias y sencillamente aceptamos las oportunidades que nos da esta nueva relación.

Sospecho que hará que la relación—y su iglesia local—sea aún mejor. Y tal vez todos podamos decir “gracias” por la obra que Cristo sigue haciendo en la Iglesia Cristiana Reformada. Eso parece encajar con el concluyente componente relacional  del marco del Catecismo de Heidelberg: gratitud.

About the Author

X