Discipulado Más Fuerte

Cuadro de texto: Si no recibió la carta de petición anual en su buzón, por favor use el sobre adjunto. O done en línea en TheBanner.org/Donate. ¡Gracias!

Me complace que el Sínodo 2019 haya declarado las enseñanzas del Kinismo como una herejía. El Kinismo enseña que Dios requiere la separación racial en todas las áreas de la vida social, y por lo tanto, prohíbe el matrimonio interracial e incluso la adopción transracial. Es esencialmente el Apartheid 2.0. Un ex pastor de la Iglesia Cristiana Reformada lo aprobó y se llevó a su congregación con él al dejar la denominación. Los delegados en el sínodo advirtieron que esto no es un incidente aislado, sino incluso un sentimiento común entre algunas iglesias de la ICR.

Este problema con el Kinismo es personal para mí, ya que estoy en un matrimonio interracial. Soy de origen étnico chino, y mi encantadora esposa, Martha, es de origen holandés, nacida y bautizada en la ICR. Según el Kinismo, nuestro matrimonio es contrario a la voluntad de Dios. ¿Qué hace, entonces, eso de nuestras tres hijas? Me perdonará si el Kinismo me hace enfadar.

Irónicamente, fue a través de la providencia de Dios que conocí a mi esposa en primer lugar. Nací en Malasia y solo terminé como estudiante extranjero en Edmonton, Canadá, porque todas las demás universidades -en Malasia y en el extranjero- rechazaron mi solicitud de admisión. Dios cerró todas las puertas excepto una. Y fue en la Universidad de Alberta en Edmonton que conocí a Martha a través de la capellanía del campus Cristiano Reformado. Y si no fuera por Martha, probablemente no me hubiera quedado en Canadá, el único de mis hermanos que se convirtió en ciudadano canadiense. Y no estaría escribiendo esto hoy como editor de The Banner.

Desde luego que, también podría señalar el hecho de que Dios eligió incluir a Rahab y a Ruth, ambas no judías, como parte del linaje de nuestro Señor y Salvador, tal como el evangelio de Mateo se esfuerza en señalar (Mateo 1:5). Jesús no era un judío de “sangre pura”.

Por lo tanto, me siento aliviado de que el sínodo lo haya declarado por unanimidad como una herejía. Pero la pregunta sigue siendo, ¿cómo pudo una teología de este tipo afianzarse en la ICR en primer lugar? ¿Cómo podría un pastor que se aferra a la Confesión Belga, al Catecismo de Heidelberg y los Cánones de Dort caer presa de semejante herejía? Es por eso que también aprecio la adopción por parte del sínodo a la convocatoria conjunta de Classes California South y Hackensack para una mejor educación e instrucción de líderes de iglesia y miembros laicos sobre los errores del Kinismo. Tenemos que evitar que esto vuelva a suceder.

Algunos en el pleno del sínodo parecían pensar que una mayor disciplina sobre los funcionarios aberrantes de la iglesia es una solución. No estoy tan seguro que el enfatizar la rendiciónd de cuentas, aunque necesaria, sea la clave para prevenir la herejía. Inadvertidamente cambia el enfoque hacia el cumplimiento o el rendimiento en lugar de la transformación interna.

Incluso el grupo de trabajo sobre abuso de poder, cuyas recomendaciones fueron adoptadas por el sínodo, reconoce que crear una cultura de respeto mutuo es tan importante a largo plazo para prevenir el abuso como mecanismos de rendición de cuentas más sólidos. En lugar de simplemente disuadir a las personas del Kinismo con un castigo externo, necesitamos cristianos que estén vacunados espiritualmente contra tales herejías. La experiencia en nuestras tres confesiones no logró vacunar a un pastor de la ICR contra el Kinismo, al igual que no pudieron vacunar a los Cristianos Reformados Afrikaner del apartheid. Creo que necesitamos utilizar más la Confesión de Belhar, ahora un testimonio contemporáneo en la ICR, en nuestra adoración y discipulado. El Belhar, nacido de una lucha contra el apartheid, con sus temas de unidad, justicia y reconciliación, debe ser una parte mayor de nuestro discipulado corporativo. Un discipulado más fuerte, en lugar de una disciplina más fuerte, es una clave más importante para la prevención.

About the Author

Shiao Chong is editor-in-chief of The Banner. He attends Fellowship Christian Reformed Church in Toronto, Ont.

Shiao Chong es el redactor jefe de The Banner. El asiste a Iglesia Comunidad Cristiana Reformada en Toronto, Ont. 

시아오 총은 더 배너 (The Banner)의 편집장이다. 온타리오 주 토론토의 펠로우쉽 CRC에 출석한다.

X